Jueves, 29 de marzo de 2007

Evangelio
según san Juan (8, 31-42)

Gloria a ti, Señor.

En aquel tiempo, Jesús dijo a los que habían creído en él: “Si se mantienen fieles a mi palabra, serán verdaderos discípulos míos, conocerán la verdad y la verdad los hará libres”.



Ser fiel a la palabra de Jesús, es la cuestión, hay quienes creen ser fieles porque hacen lo que dice el sacerdote o el pastor o ministro, pero no tienen en cuenta para nada la palabra del Evangelio, he visto personas que recibieron dones del Espiritu Santo, pero por un motivo u otro se dejaron manejar por los sacerdotes y pastores, de este modo ya no son fieles al Señor, y tampoco son libres, son esclavos .



Ellos replicaron: “Somos hijos de Abraham
y nunca hemos sido esclavos de nadie. ¿Cómo dices tú: ‘Serán libres’?”
Jesús les contestó: “Yo les aseguro que todo el que peca es un esclavo y el esclavo no se queda en la casa para siempre; el hijo sí se queda para siempre. Si el Hijo les da la libertad, serán realmente libres.



Cuando una persona, que tal vez nunca haya estado comprometida con ninguna denominacion cristiana, recibe un don del espíritu, va y se alista en alguna de ellas, entonces el sacerdote o pastor, o en todo caso el cordinador de los carismáticos, comienzan un asesoramiento falso y egoista para manejarlo a su gusto, incluso llegan hasta prohibirle el uso de su don, y en la mayoría de los casos, consiguen su propósito



Ya sé que son hijos de Abraham; sin embargo, tratan de matarme, porque no aceptan mis palabras.



Los que reciben dones del espíritu, ya tienen a Jesus como maestro y guia a travez del Espirítu, si usan sus dones, pero son embaucados y en lugar de dejarse guiar por el espíritu , se dejan guiar por estos señores que quieren matar a Jesús ( sacerdotes y pastores o jefes de alguna secta ) por que no quieren perder el privilegio que tienen con la población



Yo hablo de lo que he visto en casa de mi Padre: ustedes hacen lo que han oído en casa de su padre”.
Ellos le respondieron: “Nuestro padre es Abraham”. Jesús les dijo: “Si fueran hijos de Abraham, harían las obras de Abraham. Pero tratan de matarme a mí, porque les he dicho la verdad que oí de Dios. Eso no lo hizo Abraham. Ustedes hacen las obras de su padre”.



El padre es quien debe guiar a sus hijos, depende entonces por quien nos hacemos guiar, si por Dios y nuestro Señor o por estas personas que falsamente se hacen llamar padre" y otros se hacen llamar pastor o guia espiritual, como dice el Señor de todos, " si un ciego guia a otro ciego los dos caeran al pozo" ..... esto quiere decir que ningun hombre puede guiar a otro hombre en las cosas de Dios, por que ningun hombre subio y volvio a bajar para poder guiarnos, pero Jesus el hijo de Dios, bajo del cielo y se convirtio en nuestro guía y maestro en tiempo completo, aún mientras dormimos nos enseña.



Le respondieron: “Nosotros no somos hijos de prostitución. No tenemos más padre que a Dios”.
Jesús les dijo entonces: “Si Dios fuera su Padre me amarían a mí, porque yo salí de Dios y vengo de Dios; no he venido por mi cuenta, sino enviado por él”.



Cuando alguien es enviado por Dios, actua de la misma manera que el Angel Gabriel, Una vez terminado de darle la noticia a María de que iba a ser Madre de Jesús, la dejo y se fue, luego María tomo su propia decisión, un enviado de Dios es solo un mensajero, y lo importante no es el mensajero, lo importante es el mensaje.


Palabra del Señor.
Gloria a ti, Señor Jesús.



Ahora veamos como ejemplo el comportamiento de los que son verdaderos fieles de Dios y su palabra:



Lectura del libro del profeta Daniel (3, 14-20. 49-50. 91-92. 95)

En aquellos días dijo el rey Nabucodonosor: “¿Es cierto, Sedrak, Mesak y Abednegó, que no quieren servir a mis dioses, ni adorar la estatua de oro que he mandado levantar? Pues bien, si no es cierto, estén dispuestos para que, al oír sonar el cuerno, la flauta, la cítara, el salterio, la chirimía y toda clase de instrumentos, se postren y adoren la estatua que he mandado hacer.



Sedrak, mesak y abednegó no eran otros que Daniel el profeta y sus amigos, ellos fueron tentados como lo son aquellas personas que reciben los dones del Espíritu para así tenerlos cautivos, los canticos y los instrumentos significan la tentanción, para adorar lo que el rey habia creado.



Pero si no la adoran, serán arrojados inmediatamente a un horno encendido. ¿Y qué dios podrá librarlos entonces de mis manos?”



Los líderes religiosos utilizan primeramente la seducción de alguna forma, si esto no da resultado, vienen las amenazas.


Pero Sedrak, Mesak y Abednegó contestaron al rey Nabucodonosor: “No es necesario responder a tu pregunta, pues el Dios a quien servimos puede librarnos del horno encendido y nos librará de tus manos; y aunque no lo hiciera, sábete que de ningún modo serviremos a tus dioses, ni adoraremos la estatua de oro, que has mandado levantar”.



Que bueno sería si fueramos así de fieles a Dios y al Señor como lo fué Daniel y sus amigos.


Entonces Nabucodonosor se enfureció y la expresión de su rostro cambió para Sedrak, Mesak y Abednegó. Mandó encender el horno y aumentar la fuerza del fuego siete veces más de lo acostumbrado. Después ordenó que algunos de los hombres más fuertes de su ejército ataran a Sedrak, Mesak y Abednegó y los arrojaran al horno encendido.
Pero el ángel del Señor bajó del cielo, se puso junto a ellos, apartó las llamas y produjo en el horno un frescor como de brisa y de rocío, y el fuego no los atormentó, ni los hirió, ni siquiera los tocó.



Dios nunca deja abandonado a los que le sirven con fidelidad



El rey Nabucodonosor, estupefacto, se levantó precipitadamente y dijo a sus consejeros: “¿Acaso no estaban atados los tres hombres que arrojamos al horno?” Ellos contestaron: “Sí, señor”. El rey replicó: “¿Por qué, entonces, estoy viendo cuatro hombres sueltos, que se pasean entre las llamas, sin quemarse? Y el cuarto, parece un ángel”.
Nabucodonosor los hizo salir del horno y exclamó: “Bendito sea el Dios de Sedrak, Mesak y Abednegó, que ha enviado a su ángel para librar a sus siervos, que confiando en él, desobedecieron la orden del rey y expusieron su vida, antes que servir y adorar a un dios extraño”.



Notese que Dios, no evitó que Daniel y sus amigos fuesen metidos en el horno, para que se conozcan, su miseridordia, su poder y su amor, por todos por buenos y malos, más para los malos para que se conviertan de su maldad
Palabra de Dios.
Te alabamos, Señor.

Tags: LO SOBRENATURAL

Publicado por angeljosue @ 1:46
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios