Martes, 29 de julio de 2008

Todo en este mundo tiene un principio,  un principio casi que no se ve como una semilla de mostaza,  Dios hace pequeños milagros en nuestras vidas sin que nos demos cuenta,  y nosotros lo atribuimos a la casualidad,  pero hay quienes y vaya a saber porque,  creen que es obra de Dios,   es el principio de la fe"   y así comienza un contacto directo con Dios,  lo vamos cultivando y esa fe" que apenas se veía se hace cada día más grande, y cuanto más grande es,  más maravillas vemos hacer a Dios.

No son solamente milagros de sanación,  es lo que siempre estamos pidiendo,  que Dios sane nuestras dolencias, pero nos olvidamos de las enseñanzas que nos hace crecer como personas hijos de Dios,  los apóstoles eran en su mayoría gente sin instrucción, pero aprendieron las cosas del Reino de Dios y dejaban con la boca abierta a los doctores de la Ley,   Pedro decía;  hay que obedecer a Dios antes que a los hombres,  y es cierto,  que hombre puede compararse con Dios ?,  que hombre puede darnos una sabiduría tan grande que podamos devolverle la vista a los ciegos ?,   una sabiduría que puede hacer que la gente común pueda conocer a Dios y ver todos sus "pequeños " milagros para cultivar una fe"  que pueda mover montañas o hacer cosas que ahora nos parece imposible.

 

 

MATEO      13

 

31 También les propuso otra parábola: "El Reino de los Cielos se parece a un grano de mostaza que un hombre sembró en su campo.

32 En realidad, esta es la más pequeña de las semillas, pero cuando crece es la más grande de las hortalizas y se convierte en un arbusto, de tal manera que los pájaros del cielo van a cobijarse en sus ramas".

Al principio la fe"  es como una semilla de mostaza.

33 Después les dijo esta otra parábola: "El Reino de los Cielos se parece a un poco de levadura que una mujer mezcla con gran cantidad de harina, hasta que fermenta toda la masa".

 

También es como un poco de levadura que nos hace crecer en el conocimiento de las cosas del Reino de Dios,   por lo tanto, la fe"  es el principio de una gran sabiduría que no es de este mundo.

La enseñanza por medio de parábolas

34 Todo esto lo decía Jesús a la muchedumbre por medio de parábolas, y no les hablaba sin parábolas,

35 para que se cumpliera lo anunciado por el Profeta:
Hablaré en parábolas,
anunciaré cosas que estaban ocultas
desde la creación del mundo.

 

Sin fe", es imposible aprender de las parábolas,  con fe"  todo es posible y es para la gente humilde, los que no buscan para si mismo sino para todos.

 

 


Tags: LA BIBLIA EXPLICADA

Publicado por angeljosue @ 0:18
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios