Sábado, 21 de agosto de 2010
Los diez mandamientos que Moisés recibió de Dios, en el Sinaí era en forma de Ley, y esos diez mandamientos siguen vigente porque son los preceptos de Dios,que nunca se retracta.
Pero después de Jesús, los diez mandamientos se convierten en fe"
¿ Como se entiende ? -  la ley obliga amar a Dios, pero es imposible amar por obligación,  el amor  no puede ser obligado, el amor y la obligación son dos cosas totalmente opuestas unas de otras.

Tampoco se puede amar a una persona desconocida, porque, ¿ como se puede tener fe en alguien a quien no conocemos ? -

Jesús vino para cumplir con la Ley - " Yo no vine para abolir la Ley sino para cumplirla" - así está escrito, - pero, Jesús no cumplió con la Ley por sentirse obligado, cumplió con la Ley por amor a Dios y al prójimo como a si mismo.

Todo lo que por obligación lo hacemos, no es por amor, es por obligación, y nadie hace las cosas con placer cuando se siente obligado, por lo tanto, debemos reemplazar la Ley y adoptar la fe", ya que la fe" se convierte luego en amor.

Cuando vino Jesús, y vivió con nosotros tal cual lo dice la Biblia, nos enseño la gran diferencia que existe entre hacer las cosas por obligación y/o hacerlas por amor. - y nos dio también la razón.

La carga resulta muy pesada cuando estamos obligado a llevarlas, pero cuando esa misma carga la llevamos por amor. resulta liviana, a veces la obligación es tan pesada que es imposible soportarla, pero con amor sucede lo contrario, Jesús es el ejemplo.



Mateo (23, 1-12)
Gloria a ti, Señor.
En aquel tiempo, Jesús dijo a las multitudes y a sus discípulos:
“En la cátedra de Moisés se han sentado los escribas y fariseos. Hagan, pues, todo lo que les digan, pero no imiten sus obras, porque dicen una cosa y hacen otra. Hacen fardos muy pesados y difíciles de llevar y los echan sobre las espaldas de los hombres, pero ellos ni con el dedo los quieren mover.

Así es la Ley,  la Ley impone, no pide, pero nadie puede decir que la Ley es mala, no, de ninguna manera, lo malo es la imposición o la obligación, y lo peor es que, los administradores de la Ley no mueven ni un dedo para cumplirlas.

Todo lo hacen para que los vea la gente. Ensanchan las filacterias y las franjas del manto; les agrada ocupar los primeros lugares en los banquetes y los asientos de honor en las sinagogas; les gusta que los saluden en las plazas y que la gente los llame ‘maestros’.

Dios no otorga privilegios a nadie ni exceptúa de la Ley a nadie, sin embargo, los administradores se otorgan a si mismo privilegios sin la aprobación de Dios. se reservan para si mismo todos los honores, y hacen notar una supuesta superioridad para con los demás, exigen reverencias que no les corresponde, y actúan con hipocresía.

Ustedes, en cambio, no dejen que los llamen ‘maestros’, porque no tienen más que un Maestro y todos ustedes son hermanos. A ningún hombre sobre la tierra lo llamen ‘padre’, porque el Padre de ustedes es sólo el Padre celestial.

Dios nos creó a todos, Dios sabe de que somos capaces y de que no, Dios nos conoce a cada uno en particular, Dios sabe lo que pensamos y lo que decimos y lo que hacemos, por eso es nuestro Padre. y por eso somos todos hermanos.

No se dejen llamar ‘guías’, porque el guía de ustedes es solamente Cristo.

Sabemos que Cristo resucito hace más de dos mil años atrás, sabemos que ya volvió y esta en Espíritu con todos nosotros, y como es también Dios, es omnipresente, está en todo lugar y al mismo tiempo. por está razón es nuestro único guía, un guía que está enseñándonos, aún mientras dormimos.

Que el mayor de entre ustedes sea su servidor, porque el que se enaltece será humillado y el que se humilla será enaltecido”.

Jesús siendo Espíritu, encarnó y se hizo hombre, para ser nuestro prójimo y nosotros prójimo de El, y nos amó con conocimiento de causa, se humilló,siendo grande se hizo pequeño, soporto el peso de esta vida y aún más,  por amor a Dios y al hombre, porque El siendo Dios se hizo hijo de hombre.

Publicado por angeljosue @ 1:14
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios